El Ayuno, introducción (fiqh)



PAGINA PRINCIPAL  Fiqh (Jurisprudencia)   >   El Ayuno de Ramadán   >   Introducción


Introducción


Allah dice del el Coran, en el sentido: 
« ¡Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno al igual que se les prescribió a los que os precedieron. ¡Ojalá tengáis temor (de Allah)! » 
 Coran: Surah 2, versículo 183.

El ayuno del mes de Ramadán constituye el cuarto de los cinco pilares del Islam. La obligación de ayunar fue instaurada para los musulmanes durante el segundo año de la Hégira con la revelación del versículo citado más arriba. « Siâm » en árabe significa abstenerse, contenerse… Aplicado a la religión, la palabra "Siâm" (ayuno) tomó el sentido de renunciar a todo lo que está considerado susceptible de romper el ayuno, es decir comer, beber o tener relaciones intimas, y esto desde la aparición del alba hasta la caída del sol. Al respecto, Allah dice en el Coran, en el sentido: 
«...comed y bebed hasta que, del hilo negro (de la noche), distingáis el hilo de la aurora; luego completad el ayuno hasta la noche... »
Coran: Surah 2, versículo 187.

El que ayuna deberá emitir la intención (niyya) en su interior de ayunar el mes de Ramadán (durante la noche que precede el primer día de ayuno). Algunos sabios recomiendan emitir esta intención cada noche de Ramadán. Sin embargo, otros –los maliki- estiman que la intención puede ser emitida una sola vez para el mes completo y esto durante la noche (después de la caída del sol y antes del alba) que precede el primer día de Ramadán sin tener por lo tanto que renovarla (excepto en caso de ruptura de un día o más, durante el mes de Ramadán, en este caso la intención tiene que ser renovada antes de seguir el ayuno).
Cuidado:
Si la persona emite la intención durante el día su ayuno no es válido: tiene que ser de noche, como lo fue precisado. Lo que es equivalente a la intención y que es válido es la niyya Hukmiyya: es decir implícita, manifestada por un comportamiento particular, así como el Suhûr, de tal manera que si le preguntabas a esa persona, por ejemplo, ¿por qué comes el Suhûr? Te responderá: para ayunar.


El Siâm (el ayuno) no es solamente la abstención de comida, sino también es una purificación de su comportamiento hacia los demás. Constituye la mejor expiación de los pecados cometidos durante el año. El
Profeta (صَلــَّى اللهُ عَلـَيْهِ و سَلــَّمَ) dijo, en el sentido: “Quien ayuna el mes de Ramadán con fe y contando con la recompensa divina, sus pecados le serán perdonados "[Al-Bukhârî y Muslim]
El Siâm es una escuela de paciencia, una compasión, ayuda en reafirmar la fe. Acostumbra la comunidad a la solidaridad y a la justicia, suscita en ella la caridad y el altruismo. Al respecto, el Profeta (صَلــَّى اللهُ عَلـَيْهِ و سَلــَّمَ) dijo, en el sentido: "La mejor caridad es la que se cumple durante el mes de Ramadán"[At-Tirmidhî] . Suscita la fraternidad y el amor, lejos de todo egoísmo y de todo materialismo.

Importante: El anuncio del primer día de Ramadán para cada país está centralizado por las autoridades competentes responsables. Preocupándonos por la necesidad de unirse y para evitar la « Fitna », hay que seguir el calendario de esa autoridad central y no ayunar cada uno siguiendo un país diferente. 


Fuente: www.doctrine-malikite.fr