Buscar este blog

Cargando...

Leer el Coran en español




Leer el Coran en español  


Pregunta:
Quisiera saber, para las personas que no saben leer el árabe, ¿es que el hecho de leer el Sagrado Coran en fonética proporciona también hassanat, así como el hecho de leerlo en árabe?

Y en cuanto a la lectura en español: ¿es que el lector también tiene hassanat cuando lee el Sagrado Coran en español? 

Escuche un hermano que decía que si leíamos el Sagrado Coran sin respetar las reglas de recitación y que deformábamos el sentido de sus palabras, el Sagrado Coran nos maldecía.
No se qué pensar de eso, ¿es cierto ?


Respuesta:
Haz como puedes; en el mejor de los casos y para las personas que pueden leer el Coran en árabe y respetando las reglas: tienen que leer el Coran de la mejor de las maneras... 

Pero para los que han abrazado el Islam y que ya hacen muchos esfuerzos para aprender el idioma árabe: todo lo que hacen en este sentido: leer en fonética o incluso intentar entender el Coran (en español) es muy meritorio… el Profeta (Paz y Bendición con él) alentó a los musulmanes a leer, a comprender y estudiar el Coran: incluso si es difícil para la persona: tendrá, de todas formas, una gran recompensa por sus esfuerzos. 

Lo que está reprobado, es aquel que lee muy bien el árabe y que no lee el Cor
an o que lo lee descuidando de sus reglas o peor otra vez: el que lo lee y no se somete a sus prescripciones…


Pregunta:
¿Es que hay reglas que hay que respetar para leer el Coran?


Respuesta:
Lo que está prohibido (Harâm) es leer o tocar el Coran cuando estamos Junub (en estado de impureza mayor). 
Tampoco no se puede tocar el Coran en árabe mientras no tenemos la ablución menor (Wudû’), excepto en caso de aprendizaje. 

Si no, hay efectivamente conveniencias evidentes en la lectura del Coran: 
Leer el Coran es la más noble y la más importante de las invocaciones (Dhikr). 
El Profeta (Paz y Bendición con él) relata en un Hadîth Qudsî que Allâh dice, en el sentido: 'Estoy sentado con él que Me invoca...' 
Entre las conveniencias que incumban a los creyentes en este caso: 
0.
Empezar diciendo: 'A'udhu Billahi mina ash-shaytâni ar-rajîm' 
1.
Tener la ablución, estar limpio y bien vestido, y es preferible estar bien perfumado. 
2. Ponerse en dirección de la Qibla y en un lugar limpio. 
3. Sentarse bien, sin extender las piernas (por ejemplo podemos sentarnos cruzando las piernas). 
4. Concentrarse, teniendo una buena intención (para bien leer y aplicar el Coran) y se necesita la gran veneración de la palabra de Allâh. 
5. No leer el Coran escuchando la radio o la televisión… 
6. No poner el Sagrado Libro por el piso o peor otra vez, en los lugares sucios!

7. No hablar ni charlar cuando leemos el Coran. 

Si alguien lee el Coran, hay que escuchar su lectura atentamente… 

La gente de Allâh, cuando leen el Sagrado Coran, lloran y tiemblan por temor y por Amor del Señor… La lectura del Coran aumenta su fe y lo aplican en sus vidas, teniendo la buena comprensión de sus sentidos. 

Que Allâh nos ayude e ilumine nuestros corazones con el Coran: Su sabiduría y Sus secretos.
Amîn.


Pregunta:
¿Es que puedo tocar el Coran en español estando en estado de impureza ? 
¿Es que los libros en español con versículos en árabe son concernidos por la interdicción ?


Respuesta:
Se puede tocar el Coran en español incluso cuando la persona no tiene la ablución menor. 
Para el aprendizaje: es permitido tocar el Mushaf en árabe sin la ablución menor (e incluso para la que está en estado de menstruación, en este caso).

Se puede recitarlo (sin tocarlo) sin tener la ablución menor. 
Respecto al Junub (estado de impureza mayor) No: ni tocarlo, ni leerlo, excepto si se trata de un versículo para protegerse o para la argumentación de un estatuto legal. 

La mujer que tiene su menstruación o loquios puede leer (recitar) el Coran pero no puede tocarlo. 

Respecto a los libros de versículos traducidos que se venden en los espacios públicos de venta:
muchos sabios no ven inconveniente para que un no musulmán toque (y lea) versiones traducidas del Coran, con el objetivo de hacer entender y transmitir el Islam a las otras naciones: estas versiones traducidas no tienen el mismo valor «sagrado» que el mushaf en árabe.
 


Ver también el enlace: Conveniencias con el Libro de Allâh