La Khatmiya: acerca del santo que revivifica nuestra religión cada 100 años (parte 1)




بسم الله الرحمن الرحيم 
و الصلاة و السلام على أشرف المرسلين
و على اله و اصحابه أجمعين




El concepto de khatmiya no es algo nuevo entre nuestros maestros sufíes, más bien se trata de la ciencia de las ciencias, cuyo sanad se remonta a nuestro querido Profeta (sallAllâhu alayhi wa sallam), así como es el caso con la ciencia del hadîthfiqhQur’an al-karîm, la hijâma y otras. Pero la sabiduría divina quiso que la khatmiya Mouhammadiya quede desconocida por la mayoría de la gente del común, así como lo es por la mayoría de los sufíes.
Pues, ¿cuál es la comprensión correcta de la khatmiya, y cuál es su papel en el tassawwuf ? ¿Cuáles son las pruebas de la khatmiya en el Coran y en los hadices?

Se trata de un grado entre los grados de la santidad, concierne al waliy y es llamada del nombre de este waliy: el khatm (qaddasa Allâhu sirrahu). Pues la khatmiya es para el khatm tal como la ghawthiya para el ghawth, la qutbaniya para el qutb, y como la badaliya para el badal. La primera persona que habló de la khatmiya es, según yo, sayidi Muhyi d-diyn ibn arabiy, wa Allâhu a3lam. Y por culpa de la ignorancia de muchos sufíes respecto al grado de la khatmiya, se le dio muchos nombres, como por ejemplo: Sâhib uz-zamân, Sâhib ul-waqt, wârith ul-haqîqa, wârith ul-Muhammadiy, al’insân ul-kâmil y otros. 
En cuanto a la gente del tahqîq, de la ma3rifa y del kachf entre los que Allâh honró por el conocimiento del khatm y de su realidad, le llaman el khatm. De hecho todos estos nombres se refieren a grados espirituales conocidos, sin embargo el grado del khatm les sobrepasa todos. Este grado es el más alto en el círculo de la santidad (da’irat ul-wilaya), en el seno de la umma de sayidina Muhammad (sallAllâhu alayhi wa sallam), y si llamábamos al que alcanzó tal grado ghawth o qutb, ciertamente daríamos prueba de mal comportamiento hacia Allâh y Su Mensajero, además del khatm mismo. Muchos khoutoûm (sg: khatm) hicieron el tanzih de sí mismos con respecto al grado de ghawth o de qutb (se “exculparon” a sí mismos de estos grados de santidad). 
Citemos por ejemplo a Sayidinâ Sayidunâ Abd al-Azîz ad-Dabbâgh (qaddasa Allâhu sirrahu) que fue preguntado algún día por uno de sus discípulos: eres el qutb? A lo que respondió: Exime (nazzih) a tu Sheykh de la qutbaniya. El discípulo preguntó entonces: eres el ghawth? Y respondió: Exime a tu Sheykh de la ghawthaniya, porque conocía su grado de khatm.
Y nuestros grandes maestros sufíes escribieron mucho respecto al grado extremadamente elevado del khatm, para quién tenga un corazón sano con lo cual aprehende el mundo que le rodea. Para que la comprensión de la khatmiya sea más clara, por una parte habrá que comprender la definición del waliy y su papel, y por otra parte habrá que comprender lo que es el circulo de la santidad (da’irat ul-wilaya) así como su organización.

El círculo de la santidad es dividido en 360 funciones, así como el círculo se descompone en 360°. Y para cada una de estas 360 funciones, Allâh encargo a uno de Sus waliy. Esta función es directamente relacionada con el sarayân de cada uno de los Nombres divinos, permitiendo así el buen desarrollo de los asuntos de este mundo. Y el conjunto de estas funciones es organizado en conjuntos conocidos por nuestros maestros sufíes: el conjunto de los naqaba’, el conjunto de los abdal, el conjunto de los najaba’, el conjunto de los awtâd, el conjunto de los dos Imâm y el conjunto del qutb.
Aunque el qutb fuera una sola persona, hablamos de un conjunto: el de los Nombres divinos que reúne el qutb. Cada conjunto es relacionado con el sarayân de los Nombres divinos según la regla «fâ3il (actor) / maf3ûl-bih (el sobre quien se ejerce la acción)». Por ejemplo el qutb reúne el conjunto de los Nombres divinos por los cuales es fâ3il, excepto para ism ul-Jalâlah «Allâh», Nombre con lo cual el qutb es maf3ûl-bih. La causa de esto es relacionada con el khatm, y volveremos a hablar de esto a continuación.

En cuanto a los Imâmayn (los dos Imâm), reúnen el conjunto de los Nombres divinos en calidad de fâ3il, excepto los Nombres «Allâh», «ar-Rahmân» y «ar-Rahîm», Nombres por los cuales son maf3oûl-bih. El Nombre «Allâh» es reservado para el khatm, mientras que los Nombres «ar-Rahmân» y «ar-Rahîm», son los del qutb. Es lo mismo con los awtâd y el resto de los Nombres divinos, excepto «al-Awwal, al-Akhir, al-Dhâhir, al-Bâtin». Y así hasta el último conjunto.
Pues según el grado del waliy, encontramos en él el sarayân de un Nombre entre los Nombres divinos, o bien en calidad de fâ3il, o bien en calidad de maf3ûl-bih. Y por esta razón encontramos el Nombre ar-Razzâq a veces fâ3il y a veces maf3ûl-bih, según la voluntad divina. Pues para resumir, el waliy es el sarayân de los Nombres en la esencia.

El círculo de la santidad comporta, en todo tiempo:
-un qutb, que es el punto en el medio del círculo. El qutb es el punto de descenso de la khatmiya, dispone, en el círculo, de 360 grados de amplitud.

-Dos Imâmque son posicionados en el círculo, respectivamente en las dos intersecciones del diámetro con el círculo, de tal manera que la pierna derecha del qutb esté sobre el Imâm de la derecha y que su pierna izquierda esté en el Imâm de la izquierda. Aquí la derecha y la izquierda no se refieren a una dirección en particular, sino más bien a su papel en el círculo. El Imâm de la derecha gira de la misma manera que los peregrinantes alrededor de la ka’ba mientras que el Imâm de la izquierda gira en el sentido contrario. La causa de esto es que uno de ellos es fa3il mientras que el otro es maf3ûl-bih, así como lo son los Nombres divinos y sus contrarios. Así, el Nombre «an-Nâfi3» es siempre en equilibrio, en el círculo, con el Nombre «ad-Dârr» de tal manera que no que es provechoso (an-naf3) y lo que perjudica (ad-durr) estén conforme con la Sabiduría divina y según las proporciones queridas por Allâh (subhanahu wa ta3ala). Cada Imâm dispone de 180 grados de amplitud en el círculo de la santidad.

Cuatro awtâd, que están en el perímetro del círculo, de tal manera que haya uno en cada una de las cuatro direcciones: el este, el oeste, el norte y el sur. Los awtâd mantienen el equilibrio del círculo de la misma manera que las montañas mantienen el equilibrio de la tierra. Cada watad dispone de 90 grados de amplitud en el círculo.

Doce nujaba’, que están en el perímetro del círculo de la misma manera que lo son los números de un reloj. Los nujaba’ se dividen en dos categorías: si su sarayân es sacado de los Nombres fâ3il, estarán según «lâ ilâha illa Allâh», y si su sarayân es sacado de los Nombres maf3ûl-bih, estarán según «Muhammadun rasoûluLlâh», esto se debe al hecho de que Allâh subhanahu wa ta3âlâ sea el Fâ3il azaliy (eternal), mientras que la Haqîqat al-Muhammadiya «Muhammadun rasoûluLlâh» es el maf3ûl-bihi azaliy.
Y los dividimos en doce tribus. Y cuando Musa pidió dar de beber a su gente, le inspiramos: ¡Golpea la piedra con tu vara! Y brotaron de ella doce fuentes. Cada uno supo de dónde debía beber. [surat al A3raf, ayah 160]

Ciertamente cuando queremos que algo sea, simplemente le decimos: Sé, y es.[surat an-Nahl, ayah 40]
El najîb (sg de nujaba’) dispone de 30 grados de amplitud en el círculo.

Cuarenta abdâl, de tal forma que en cada una de las 4 direcciones se encuentren a 10 abdâl. Hay que saber que el badal (sg de abdâl) no fue llamado badal debido al hecho de que otro waliy del mismo grado espiritual le sustituye después de su muerte, como muchos lo dicen, porque el qutb también es sustituido después de su muerte, así como los dos Imâm y todos los awliya’ que tienen una función en el círculo… no, el badal fue llamado badal porque sustituye el sarayân de Nombres por otro, según la regla divina del du3a’ y de la respuesta a este du3a’:
Y vuestro Señor ha dicho: Llamadme y os responderé. [surat al-Ghafir, ayah 60]
Y cuando Mis siervos te pregunten sobre Mí… Yo estoy cerca y respondo al ruego del que pide, cuando Me pide; así pues que ellos Me respondan y crean en Mí, ¡ojalá se guíen rectamente! [surat al-baqara, ayah 186]
Pues vemos que Allâh (subhanahu wa ta3âlâ) se manifiesta con Su Nombre ar-Razzâq por ejemplo, y otorga así bienes, hijos, salud, ciencia… El badal cambia entonces, respecto al 3ilm, el Nombre ar-Razzâq por el Nombre al-3âlim, respecto a los hijos encontremos el Nombre al-Hayy, y así sucesivamente según los du3a’ y sus respuestas. Cada badal dispone de 9 grados de amplitud en el círculo.


Finalmente 300 Naqaba’, de tal manera que encontremos 75 naqaba’ en cada una de las 4 direcciones. Naqîb (sg de naqaba’) significa el señor de un pueblo, su mayor personalidad, su representante… Pero porqué 300 naqaba’?

Hay que saber que Allâh honró a cada umma de 12 naqaba’, así como encontramos 12 letras en la palabra «lâ ilâha illa Allâh». Hay que saber también que 24 umam (comunidades) precedieron la de Sayidinâ Muhammad (sallAllâhu alayhi wa sallam), pues somos la 25 comunidad. Multiplicando 25 por 12, obtenemos 300.  Multiplicamos 25 por 12 porque Allâh dijo claramente en el Coran que la comunidad de baniy Isrâ’il comportaba 12 naqaba’:
Y es verdad que Allâh exigió la alianza a los hijos de Israel. Y de ellos erigimos a doce jefes de tribu.[surat al-ma’ida, ayah 12]

Y cuando Allâh decidió de la venida de Sayidinâ Muhammad (sallAllâhu alayhi wa sallam) como Mensagero para todas las comunidades, reunió para él los naqaba’ de las 25 comunidades bajo su estandarte, para que sea una rahma y una guía para los universos. Es la razón por la cual dijo también:
Sois la mejor comunidad que ha surgido en bien de los hombres. Ordenáis lo reconocido, impedís lo reprobable y creéis en Allâh. [surat âlu 3imrân, ayah 109]
O sea sois la mejor comunidad: hay entre vosotros 300  naqaba’ que toman a cargo los asuntos de todas las otras comunidades, mientras que las comunidades que vinieron antes de vosotros eran representadas por 12 naqaba’ que tomaban a cargo sus propios asuntos solamente y no los de las demás. Pues sois mejores que ellos ya que beneficiáis a vosotros mismos y también para los demás, mientras que ellos beneficiaban solamente a ellos mismos. Y por esta razón, al-Habîb al-Mustafa (sallAllâhu alayhi wa sallam) dijo lo que significa: «Uno de vosotros no es creyente, hasta que ame para su hermano lo que ama para sí mismo.»
Así tenemos una idea del rango y de la elevación sin igual de nuestro Profeta (sallAllâhu alayhi wa sallam). Es por los naqaba’ que brotan las decisiones divinas (aqdâr) desde los Nombres divinos hacia las acciones divinas, y cada Umma recibe, a través de sus naqaba’, lo que se haya ganado y nadie será objeto de injusticia.

Cada naqîb dispone de 1.2 grado de amplitud en el círculo.