La fiesta del sacrificio


La fiesta del sacrificio


Fiqh de la Fiesta del Sacrificio:

En Islam, existen dos fiestas: la fiesta del fin del mes de Ramadán, y la fiesta del Sacrificio.

Está prohibido para el musulmán ayunar el día de la fiesta del fin del mes de Ramadán.

Está prohibido para el musulmán ayunar el día de la fiesta del Sacrificio y los dos días siguientes. Es detestable (makrûh) ayunar el tercer día después de la fiesta del Sacrificio.

La fiesta del Sacrificio acontece en el día 10 del sagrado mes de Dhul-hidjja (último mes del calendario lunar musulmán).

El sacrificio de una bestia (un carnero o un cabruno o un bovino o un camelidae) este día (o durante los dos días que siguen)[1] es una sunna profética apoyada, que realizan los que tienen los medios de comprar la bestia (o sea que no necesitan de este dinero para una cosa necesaria durante el año).
Respecto a la bestia a sacrificar dicha Ud-hiyya, se prefieren los ovinos. Siempre se prefiere el macho a la hembra, y la bestia más carnosa que las demás.
Uno no debe endeudarse para comprársela [2].

En nuestra escuela maliki, no podemos asociarse (cotizar) con otros en su precio (en este caso, no será válida), pero si la persona puede asociar otros en el merito del sacrificio antes de sacrificarla, a condición de que: 
-sean cercanos (como su hermano, su hijo, su primo, su esposa..) 
-que esté a cargo suyo (que este cargo sea obligatorio como para el padre o el hijo pobre, o no obligatorio como el hermano o el primo) 
-que vivan con él en la misma casa. 
Si estas tres condiciones están reunidas, las personas asociadas en el merito del sacrificio serán exonerados del sacrificio. 

في المنتقي للباجي وهومالكي
يجوز للإنسان أن يضحي عن نفسه وعن أهل بيته بالشاة الواحدة يعني بأهل بيته أهل نفقته قليلا كانوا أو كثيرا والأصل في ذلك حديث أبي أيوب كنا نضحي بالشاة الواحدة يذبحها الرجل عنه وعن أهل بيته زاد ابن المواز عن مالك وولديه الفقيرين قال ابن حبيب: وله أن يدخل في أضحيته من بلغ من ولده وإن كان غنيا إذا كان في نفقته وبيته وكذلك من ضم إلى نفقته من أخ أو ابن أخ قريب فأباح ذلك بثلاثة أسباب: أحدها: الإنفاق عليه والثاني المساكنة له والثالث القرابة

A la mañana de la fiesta del sacrificio, el musulmán realiza un Ghusl/ablución mayor (que es sunna), se viste con ropas nuevas y se va a la mezquita para rezar una oración de dos Rak'at (es una sunna apoyada) detrás del Imâm (oración llamada: oración del Aïd) y escucha el sermón. Después de que el Imâm sacrifique (degolle, inmole) la bestia (carnero u otro), el musulmán degolla su bestia (después de haber pronunciado el Nombre de Allâh):
Pues la inmolación debe ocurrir después de la oración de la Fiesta. Según un hadîth, el Profeta (Paz y Bendición con él) dijo, en el sentido: «El que inmola antes de la oración de la Fiesta, no habrá hecho sino matar un animal para comerlo, sin embargo el que inmola después de la oración habrá realizado un sacrificio ritual. »[3] 
روى عن البراء أن رسول الله صلى الله عليه وسلم قال: "من صلى صلاتنا، ونسك نسكنا، فقد أصاب النسك، ومن ذبح قبل أن يصلي فليعد مكانها أخرى"، وفي رواية أخرى: "إن أول نسكنا في يومنا هذا الصلاة ثم الذبح، فمن ذبح قبل الصلاة فتلك شاة لحم قدمها لأهله، ليس من النسك في شيء"


En algunos países, hay lugares especiales para degollar los animales, pues hay que respetar las leyes del país y no degollar su bestia sino en uno de estos lugares.

Se consumirá la carne de la bestia y es preferible (mandûb) dar una parte como limosna a los pobres y a los necesitados musulmanes, y ofrecer (regalo) una parte a los amigos y vecinos.[4]
Allâh dice en el Coran: «
Ni su sangre ni su carne ascienden a Allah, lo que llega a Allah es vuestro temor de Él. »[5]

Se recomienda durante este día de fiesta y los dos días que siguen multiplicar las súplicas, entre otro decir "Allahu akbar" (3 veces después del fin de cada oración durante los tres días) y glorificar y alabar al Señor del universo… así, el Takbîr (3 Allahu Akbar) después del fin de cada oración obligatoria durante los cuatro días de la fiesta: el día 10 (a partir de la oración de Dhohr), el día 11, el 12 y después de la oración del Subh del día 13 del último mes de la héjira, o sea que los diez primeros días de Dhul-Hidja son benditos y conviene, durante estos días, realizar más actos meritorios y multiplicar las invocaciones.
También se recomienda hacer prueba y exteriorizar la alegría y la felicidad compartiéndolas  con la familia, los cercanos, los vecinos… Las visitas mutuales para aumentar el amor y reforzar los vínculos son también muy recomendados durante esta fiesta…

Conveniencias antes de irse a la oración de la fiesta (Al-Fitr y al-Ad-hâ):
*Realizar un Ghusl (ablución mayor) (que es Mandûb = recomendado).
*Es mandûb vestirse con ropas nuevas, perfumarse (salvo para las mujeres cuando salen)...
*Es mandûb para el Fitr (fiesta del fin de ramadán) comer antes de irse a la oración (un o tres dátiles...) y para la fiesta del sacrificio es mandûb comer después de la oración.
*Es mandûb invocar Allâh abundantemente por la formula "Allahu Akbar" hasta la oración o hasta la llegada del Imam. Muchos pronuncian también las formulas:"Allahu Akbar, Allahu Akbar, Allahu Akbar, wa subhâna Allahi wa al-hamdu lillahi wa lâ hawla wa lâ quwwata illâ bi llâh; lâ ilâ ha Illa Allah".
*Es mandûb tomar un camino diferente del de la ida, cuando volvemos de esta oración.
*Es mandûb sonreir y mostrar la alegría a todos los creyentes que cruzamos.
*Es mandûb realizar limosnas voluntarias (según la posibilidad).

Para el Fitr: dar la zakât al-Fitr después de la oración del alba de este día, y antes de la oración de la fiesta.



Notas:
[1] Hay que hacerlo después de que el Imâm haya degollado su bestia. Hay que pronunciar el Nombre de Allâh (Bismillah, Allâhu Akbar) antes de degollar la bestia. El tiempo del sacrificio empieza después del sacrificio del Imâm el día 10 y se termina a la puesta del sol del 12. Para los maliki, entre las condiciones de validez del sacrificio el hecho de que fuera realizado de día (jamás de noche) y que fuera un musulmán que degolle la bestia (si el musulmán hace degollar su sacrificio por un cristiano por ejemplo, su sacrificio no es válido para el Aïd, aunque comible). . [Al-Fiqh ‘alâ al-madhâhib al-arbaa tomo I página 647 y 648]

[2] Hay personas que hasta toman un préstamo con intereses para comprar la bestia: es prohibido y constituye un pecado. Allâh quiere para nosotros la facilidad… El sacrificio de la bestia se realiza por la faz de Allâh y no por ostentación…

[3] Hadîth relatado por Al-Bukhârî en su Sahîh, n° 902.

[4] En el sentido del hadîth, Abû Sa`îd relata que Qatâdah Ibn An-Nu`mân le informó que el Profeta (Paz y Bendición con él) se levantó (un día) y dijo: «Os había prohibido comer la carne del sacrificio más allá de tres días. Os autorizo ahora; comed como queréis. Pero no vendan las carnes de sacrificio (hady y udhiyah inclusos). Comed y dad de estos en limosnas, aprovechad sus pieles pero no les vendáis. Y si se os propone de esta, comed como os gusta. » (Relatado por Ahmad). El Mensajero había prohibido a sus Compañeros hacer reservas de carne, y les había dicho que dieran una parte a los necesitados que venían a Medina durante el Aïd justamente para recibir de esta óbolo. Después, les permitió comer de esta y guardar una parte para sus hijos. Varios hadîth, cuya autenticidad es unánimemente reconocida, nos llegaron al respecto (ver: Nayl Al-Awtâr, volumen 5, página 134). Sin embargo, no se vendrá nada de la bestia sacrificada; ni piel, ni lo que sea... (La Risâla de Ibn abî Zayd Al-qirawânî, capítulo 29)

[5] Surah 22, versículo: 37.




Historia de la fiesta del Sacrificio:

Ibrâhîm (Abraham) había previamente dejado su hijo Ismâ‘îl sólo con su madre Hâjar en el desierto de Arabia sin medios, esto después de haber recibido un orden divino....

Después de varios años, Ibrâhîm (Abraham) vió en sueño que sacrificaba su hijo Ismâ‘îl. Se trataba de una revelación divina y de una gran prueba para este Profeta paciente y obediente…

Abraham se dirigió entonces hacia su hijo y con todo el amor y la afección de un padre, le preguntó lo que pensaba de esto. El hijo, fuerte por su certitud y su creencia, respondió sin vacilar: "Oh padre, haz lo que te fue ordenado, encontrarás en mí, por la voluntad de Allâh, la paciencia y la obediencia".

Al respecto, Allâh dice en el Coran: «
Y cuando éste alcanzó la edad de acompañarle en sus tareas, le dijo: ¡Hijo mío! He visto en sueños que te sacrificaba, considera tu parecer. Dijo: ¡Padre! Haz lo que se te ordena y si Allah quiere, encontrarás en mí a uno de los pacientes.»[6].

A pesar de las condiciones muy difíciles y de las pruebas, esta familia tenía un corazón orientado hacia el Señor y eran sometidos a Su voluntad, siendo que este mundo no era nada más para ellos que algo efémero…
Satán intentó desviar Abaraham (e incitarle a desobedecer) tres veces pero en vano. Abraham lapidó el tentador tres veces (es por esto que la lapidación de las estelas hace parte de la peregrinación). 

والجمهور: أن الشيطان تعرض له عند ذهابه لذبح ولده، ثلاث مرات، فرماه سبع حصات عند كل مرة، فبقيت سُنَّة في الرمي. ورُوي أنه لما ذبحه، قال جبريل: الله أكبر، فقال الذبيح: لا إله إلا الله، والله أكبر، فقال إبراهيم: الله أكبر ولله الحمد، فبقيت سُنَّة صبيحة العيد 
Y la hoja del cuchillo pasó sobre la garganta de Ismâ‘îl...
Pero, milagro, el cuchillo por orden divino perdió su función de cortar!
Allâh envió un gran y bello carnero para remplazar el valiente joven… Se dice que este carnero era la ofrenda de Habel que fue aceptada por Allâh, contra la de su hermano Caïn ingrato y rebelde…

Allâh dice en el Coran al respecto: «
Y cuando ambos lo habían aceptado con sumisión[7] lo tumbó boca abajo. Le gritamos: ¡Ibrahim! Ya has confirmado la visión que tuviste. Realmente así es como recompensamos a los que hacen el bien. Esta es, de verdad, la prueba evidente. Y lo rescatamos poniendo en su lugar una magnífica ofrenda*. Y dejamos su memoria para la posteridad. »
*[Un hermoso carnero del que se dice era del Jardín.]
[8]

Es así que fue instaurado para los musulmanes la sunna del sacrificio, en conmemoración de este acontecimiento, y es un gran día de fiesta y de comparto.


Notas:
[6] Surah 37, versículo: 102.

[7] Para los comentadores, la obediencia de Ibrâhîm ara sacrificar su hijo único, mientras que había alcanzado una edad que dejaba pocas esperanzas de tener un otro (ya era viejo), es la marca de la profundidad y de la grandeza de su sumisión a Allâh. El nacimiento de su segundo hijo Isaac (Paz con él) está percibida como una recompensa para Ibrâhîm por su sumisión perfecta.

[8] Surah 37, versículos: 103 à 108.